fbpx
Nuestro País México

La reestructuración de la deuda en Veracruz

La deuda en Veracruz, tema peligroso.

El endeudamiento del estado de Veracruz, roza los $ 87,000 MDP según el exsecretario de finanzas de la entidad, Antonio Gómez Pellegrin, aunque otros especialistas aseguran que esta rebasaría los $ 170,000 MDP.

Según la asociación “México como vamos”, la deuda directa corriente de Veracruz es de $ 45,776 MDP a marzo de 2016.

La deuda y su reestructuración es un tema  que ha enfrentado ya al actual gobernador de la entidad, Miguel Angel Yunes Linares con el congreso estatal, ya que la oposición a este rechazó contundentemente renegociar cualquier término o plazo nuevo diferente al que pactó el anterior gobernador, profugo de la justicia Javier Duarte de Ochoa. El gobernador propone la reestructuración de $ 50,000 MDP pagaderos a 50 años.

El congreso, no controlado en su totalidad por el gobernador, rechaza su propuesta, pues las clausulas de esta renegociación permitían al gobernador “refinanciar y/o reestructurar las veces que sea necesario la deuda directa vigente”, lo que sería según los miembros de la oposición que rechazaron esta, un cheque en blanco para la actual administración.

Los hechos y la negativa del congreso de aceptar la propuesta, tal y como venía, hicieron que se retirara de la orden del día en el congreso. Sin embargo la oposición, en especifico MORENA ha declarado acoso de parte del equipo del actual gobernador por no aprobar la reestructuración y en los hechos se ha visto un incremento de ataques dentro de los medios oficialistas para este partido, creando un ambiente de persecución y entrometimiento del ejecutivo dentro de la vida política de los partidos, como asegura su dirigente Manuel Huerta.

La situación se manifiesta grave, ya que el gobernador asegura que: “La iniciativa del Ejecutivo indica que el alto nivel de endeudamiento de la entidad pone en riesgo la prestación de los servicios públicos y la operación de los programas sociales que debe solventar el gobierno”, lo que muchos interpretaron como una amenaza velada del actual gobernador.

Lo cierto es que independientemente de todo, no se aclara ni se establece fehacientemente los términos en que se pretendiá adquirir esta deuda, ya que el ejecutivo, solicita al congreso solamente los terminos generales de esta y no establece con quién o quienes se pude contratar, ni tampoco los montos de la reestructuración de la misma, tampoco establece el beneficio a recibir en contrapartida de la situación actual.

Esta reestructuración también ha sido ampliamente rechazada, ya que en campaña el actual gobernador afirmó que no se contrataría más deuda y que haria que los responsables del quebranto de las finanzas públicas de Veracruz regresaran el dinero sustraido a este, algo que a 4 meses de haber tomado posesión, es una de las promesas no cumplidas.

Apenas en diciembre de 2016, Yunes habría contratado más deuda por un monto de $ 7,000 MDP, deuda que no se sabe como ha sido aplicada, ni como fue contratada, ni los términos de la misma, en resumen, no se sabe cuánto terminarán pagando los veracruzanos por ese nuevo prestamo, así como tampoco cual sería el beneficio real de la reestructuración de la deuda actual. En un mensaje a los veracruzanos Miguel ängel Yunes habló de la emergencia financiera.

Afirman los opositores del congreso que se le deben de “amarrar” las manos al actual gobernador siendo una oposición responsable y no sumisa y avasallada como la anterior, que permitió a Javier Duarte de Ochoa un endeudamiento histórico.

 

José Luis Galindo Sosa

Agregar comentario

Follow us

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.

Most popular