Nuestro País México

Mi entrevista con Hipólito Rodriguez, columna de José Luis Galindo Sosa

Inceptus

“In dubio pro reo”

Soy Xalapeño y siempre me ha interesado lo que le acontezca a esa ciudad, así que procuro estar pendiente de los temas que la afectan o la favorecen; y pese a que he disminuido mi participación como “opinador” debido a otras actividades que requieran de mucho más tiempo del que yo pensaba, hay quienes piden mi opinión acerca de los diversos actores políticos que pretenden gobernar la ciudad, y creo que lo mejor para forjar una opinión es un plática con ellos, así que cuándo me pidieron la opinión sobre Hipólito Rodriguez sencillamente contesté: “no lo conozco, pero si quieres lo entrevisto y te digo que me parece, pero también y más importante podemos ver que opinan los xalapeños de él”. Así que concertamos la cita para un día determinado y me trasladé a la ciudad de Xalapa, mi primera sorpresa fue, que NO hubo cambios en la fecha, ni cambios de horario, ni de sede, ni el candidato estaba “muy ocupado” para atender a un simple ciudadano que pretendía saber quien es y que quiere para Xalapa.

La cita fue en la Av. Xalapa en las oficinas de MORENA a las 5 de la tarde, llegamos un poco antes, tal vez 16:50 por aquello de que es un caos la estacionada, sin embargo y para sorpresa mía un lugar estaba vacio exactamente afuera de las oficinas. Ingresamos y nos atendió una secretaria que nos indicó que el candidato estaba por llegar, iniciamos platica trivial entre los que ahí estabamos, cuándo a las 17:00 horas en punto llegó por la misma puerta una persona que, sin prisas, sin gente, sin séquito de seguidores ni agoreros, resultó que era el candidato Hipólito Rodriguez, muy amablemente me lo presentaron, y él nos invitó a pasar a la sala de juntas, que así sin más es una sencilla mesa en medio del paso de todas las gentes que ahí laboran o colaboran en las diferentes campañas de MORENA. Nos sentamos y después de una brevisima introducción de quién es él y del porque quiere gobernar Xalapa le dije: “¿iniciamos la grabación de la entrevista y te voy realizando las preguntas que tengo pensadas?”, él me contesto adelante, lo que quieras y de lo que quieras, algo, que he de confesar no todos los que he entrevistado (tal vez el bronco) tienen esa confianza de no ocultar nada en una entrevista.

Inicié la entrevista sin salir a cuadro (porque creo que en esta ocasión, lo importante era resaltar los temas del candidato, no del entrevistador); gente pasaba mientras estabamos en la entrevista y ni siquiera volteaban a vernos, todos estaban ocupados en sus asuntos y nadie se volteó para decirle “lider”, “mi hermanito”, ni abrazarlo en una falsa ceremonía de amistad, ni nada por el estilo, todos trabajando para lo que estuvieran haciendo, y lo que iba a ser una entrevista de 15 minutos se prolongó a algo más de 45, convirtiendose en una charla amena, pero que debido a la extensión de estas, decidimos dividirlas en tres segmentos, mismos que se pueden ver aquí mismo:


Conluimos más lo que fue una entrevista, una plática sincera de alguién que se me hizo, culto, preparado, y sin un ánimo de enriquecerse a costa del sacrficio de obras para los Xalapeños, pero más importante que escucha, analiza y saca conclusion de propuestas que le hacen, ya que cuándo concluimos la entrevista le di mi punto de vista sobre algunos temas que yo considero primordiales para Xalapa y en vez de darme las clásicas respuestas de los políticos comunes: “que interesante” o “me gustaría analizarlas” o la lapidaria “ahora que llegue nos reunimos y lo platicamos”, Hipólito, en vez de esto, tomó nota de los diversos planteamientos que le hicimos (porque ya encarrerados, las personas que me llevaron a entrevistarlo y yo, estabamos muy “filosos” y “criticones”), y los agregó a su folder, no se los dió a su secretario (porque no trae ninguno), ni los puso en una interminable lista de folders que pasan a engrosar las toneladas e basura que a diario inundan Xalapa, y los agregó, no sin antes escribir al margen de las mismas sus propias opiniones sobre los mismos.

¿Que impresión me causa Hipólito? Que no tira choros mareadores, conocí a un investigador que domina los temas ambientalistas, de protección animal, de vialidades, que sabe de lo que habla, que no está tirando propuestas inviables y que tiene muy sentados los pies en la tierra, también a lo largo de esta campaña, he visto que no gasta en otra cosa que no sea andar por todo Xalapa, que no tiene significativos gastos de medios, que no tiene una horda de guachomas a su servicio que esperan recibir algo a cambio de su apoyo en campaña, pero más me asombró no ver a los delincuentes comunes ni los empresarios que se han enriquecido a niveles sórdidos en las pasadas (y la actual) administraciones municipales.

De los demás candidatos solo puedo decir que un día Pepe Kuri (un amigo de todos los años) me dijo que a Nicanor Moreira le gustaría platicar conmigo, a lo cual con gusto le dije que sí, siempre y cuándo el exnovio de Karime Macias ya no estuviera manejando su campaña, porque el sujeto es de la peor calaña y participe del fraude que saqueó a Veracruz, y acepté a conocerlo ya que inisisto, se me hace necesario como Xalapeño conocer a los aspirantes a gobernar Xalapa, pero esta entrevista nunca se concretó.

De los demás nunca tuve ningún contacto, por lo que tampoco puedo decir que me parecen en lo personal, fuera del conocimento público que tengo de ellos.

Como Xalapeño debo de decir que veo a los demás candidatos con una percepción diferente a la de los que viven allá porque no estoy en el apasionamiento de estos, sin embargo y debido a que nunca los entrevisté y no conozco su modo de pensar de manera directa, diré mi opinión sobre los 3 candidatos restantes que pueden tener una votación cercana a la que obtendrá el candidato de MORENA.

Ana Miriam Ferraez, Xalapeña, hija de uno de los más importantes empresarios radiofónicos de Xalapa y la región, con una trayectoria como madre de 5 hijos, y que siempre ha tenido la fortuna de nos tener que preocuparse por resolver economicamente su vida, no cuenta con estudios municipalistas, no ha dicho quienes integrarían su comuna (aún cuándo hay mucho mandilista que la apoya), ni quienes podrían ayudar para solucionar los graves problemas xalapeños, en su cuenta de facebook ha manejado algunas pifias que no se sabe si son de su community manager o son propias, y existe y persiste el problema que uno de los mayores gastos en la comunicación social del estado y del municipio, van a parar a las cuentas bancarias de su familia y no ha dicho si de llegar ella a la presidencia esto le ocasionaría un conflicto de intereses o que haría en este tema. Aunado a esto algunos malquerientes le han endilgado adicciones (sin aportar pruebas como siempre) que no se sabe sean ciertas, ella misma se sometió a un antidoping (como todos los demás candidatos) y salió limpia. Pese a la realación cercana que la familia Ferraez ha tenido siempre (por su negocio) con los principales actores políticos del estado, todos los Xalapeños sabemos que son gente trabajadora, que no ha sido ligada a escandalos, y que los problemas que han tenido son de la índole que todos las personas pueden tener, así que por ese lado yo, considero que salvo algunas pequeñeces no habría de que asustarse si ella llegara a gobernar.

Alejandro Montano, el eterno capitán que gozó (¿gozá?) del apoyo de Miguel Alemán, y que fuera el hombre más poderoso del sexenio de ese gobierno, quiere gobernar Xalapa, después que Roberto López Delfín se le atravesó para no gobernar todo Veracruz. ¿Cuál es el peor impedimento de Montano? El que el partido que lo postula es el PRI, y ese partido hoy por hoy tiene los negativos más grandes que podamos encontrar, aún cuándo este partido no está muerto. En descargo a favor del candidato debo decir que alguna vez tuve la oportunidad de ir a su casa (cuándo tenía todo el pinche poder, parafraseando a FHB), y me encontré con un personaje muy diferente del que todos hablaban, incluso me mostró su colección de modelos a escala, me contó sobre sus hobbies cuándo el tiempo se lo permitía, de su familia, etc. No toma ni fuma. Debemos de recordar que durante su gestión como secretario la seguridad estaba mejor que ahora y que pese a que un narcotraficante vivía cerca de la residencia del gobernador en costa de oro, los Xalapeños podíamos ir y venir sin temor por toda la ciudad. No tiene estudios municipalistas y los estudios que tiene aparte de los militares son de una universidad, que todos los Xalapeños sabemos que no cuenta con una reputación muy envidiable (al menos en los años en los que “egresaron” algunos celebres funcionarios). Pero incluso, salvo algunos desagradables sujetos que lo acompañan en su devenir político, no se le ve esa ansia desaforada que vimos en la hienas que gobernaron en los últimos 12 años y 6 meses que llevan estos.

Nicanor Moreira, (a quién no se le encontró perfil en Facebook) proviene también como Ana Miriam, de una familia de empresarios existosos, preocupados por la situación económica en lo que nos sumergieron los duartistas, pero que inexplicablemente contrató al exnovio de la duartista número uno: Karime Macias, y conocido criminal defraudador, de nombre Juan Octavio Pavón, para que en un inicio le llevara la imagen y su campaña, y lo hizo igual de desastroso que con el gordo, sin ton ni son y sin que permeara en la sociedad Xalapeña, tampoco se le conocen escándalos, y los que lo conocen afirman que es buena gente (algo que yo no puedo ni afirmar ni contradecir), es hijo de españoles, y lo único que si hemos visto es que se le dificulta leer (ler, diría Aurelio), pero bueno, Chirinos tampoco sabía leer ni hablar y fue gobernador. No tiene cédula de estudios profesionales, no se le conocen estudios municipalistas y no se sabe quienes integrarian su comuna para saber si estos pueden ayudar en la consecución de un nivel de vida mejor para los Xalapeños. La intención que el tiene puede ser buena, pero recordemos que el camino al cementerio esta pavimentado de “buenas intenciones”. Tampoco se vislumbra con este candidato problemas de malversación en el horizonte, aunque habría que ver si sería de mano dura o blanda con sus subalternos llegando.

Los demás, pues dificilmente llegarían a ser elegidos y por eso omito hablar de los mismos.

En conclusión, en estos días veremos que se intensifican las bondades de los candidatos, mientras los malquerientes les van a sacar hasta que ellos son los culpables del calor existente en México, y veremos encuestas pagadas a favor de unos y otros, sin embargo, la verdadera encuesta será el 4 de junio. Ojalá y que gane el mejor para Xalapa y la solución de sus problemas. Que cada quién vote conforme a su conciencia y en favor de Xalapa.

Pseudoesfera

¿Mi voto?, mi voto como Xalapeño es para Hipolito.

 

José Luis Galindo Sosa

Un comentario

  • Siempre que hay elecciones termino diciendo “ni a cual irle”, no es este el caso de Hipólito Rodríguez, me parece una persona sensata, preocupada por los problemas que existen, y algo muy importante que sabe de los temas, pero hablando de políticos es difícil decidir por quien votar, “Ojo hablo de quienes si pensamos el voto y que realmente buscamos quien gobierne lo más honesto que se pueda” y digo que es difícil porque empiezan hacer sus tontas alianzas que de nada sirven a los votantes, así como sus negociaciones en los “oscurito”, etc,

Follow us

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.

Most popular