Nuestro País México

La panza de los filósofos. De la cocina china o la comida como terapia

En el mundo existen un sinfín de cosmovisiones, figuras o imágenes que una persona o cultura desarrollan para la valoración de una época o en general de la realidad que viven. Se trata de tradiciones que definen un entorno y lo cubren de historia. Una de ellas es la milenaria visión china, en la cual, la comida juega un papel importantísimo, pues, el bienestar óptimo de la salud se define por medio de los alimentos que ingerimos.

A saber, una de las partes de la medicina tradicional china es la dietoterapia que trabaja la prevención y curación de enfermedades o la eliminación de sus síntomas, por medio de los alimentos ingeridos o de los que prescindimos en la dieta. Para esto, la cocina china tiene en cuenta las propiedades alimenticias, la manipulación y proceso a los que están sometidos los alimentos, al igual, los métodos de cultivo o crianza de las plantas o animales dispuestos para la ingesta.

Esto responde a la teoría de los elementos que es la descripción de cómo se transforma la energía o se transforman los fenómenos en la naturaleza. Los cinco elementos son: agua, madera, fuego, tierra y metal, los cuales representan los movimientos de lo que los chinos llaman el Chi, que en una castellanización simple se traduce como energía, es decir, el flujo vital. Así, en esta teoría lo que se busca es mantener siempre en equilibrio el Ying y el Yang, conceptos que representan la dualidad del universo, se trata de dos fuerzas opuestas y complementarias, que se haya en todas las cosas.

Entonces, bajo estas denominaciones del Ying y Yang, los alimentos tienen o bien una naturaleza Ying o Yang, es decir, tienen una naturaleza fría, en el caso del Ying y una naturaleza caliente que corresponde al Yang. Por ejemplo, los derivados de la soya como el tofu y brotes, la mayoría de las frutas, y verduras como el berro, pepino, zanahoria y repollo se considerados alimentos yin. Por otro lado, la carne en general, las especias como la canela, nuez moscada, jengibre, el alcohol, los frutos secos, huevos y arroz son alimentos yang.


Quizá te interese:

¿Qué nos dice Salvador Novo del nopal en su “Cocina Mexicana”?


En tal sentido, cada estación del año tiene su alimentación específica. Por ejemplo durante la primavera es recomendable la ingesta de alimentos crudos y fríos en específico alimentos de hojas verdes, asimismo se premian los alimentos ácidos.  Esta estación está relacionada, de acuerdo con la teoría de los 5 elementos, con la madera y el crecimiento.

Igualmente, en el verano, que se relaciona con el elemento fuego, es recomendable, en la tradición china, la ingesta de comida, al igual que en primavera, de naturaleza fría, a través de comer alimentos como el melón cerezas y todo fruto rojo, así como la remolacha y el pimiento. Al interior de la visión china, cabe mencionar la creencia en una estación entre el verano y el otoño, entre los últimos días del verano y antes de los días más fríos del otoño, una estación relacionada con la tierra, donde la alimentación recurre a las hortalizas como la zanahoria, calabaza y también cereales como la quinoa, la cebada o el mijo.

Ya en el otoño, estación que se relaciona con el elemento metal, se recomienda ingerir alimentos de naturaleza neutra o templada, prefigurando una dieta que sirve de limpieza para los pulmones, por lo que se prepara comida con vegetales blancos coliflor, ajo, patata, cebolla, igualmente que carne de pescado o carne magra en pequeñas cantidades, se trata ya de platillos más elaborados y de naturaleza caliente, todo esto para la preparación del cuerpo para el invierno.

Así pues, durante el invierno, una estación relacionada con el elemento agua, se premia la ingesta de alimentos calientes como sopas y guisos, predominando la comida de color oscuro y abundante en sal. En esta temporada se prefieren alimentos que provienen de la tierra: raíces y semillas como el sésamo negro, cúrcuma; o del mar: peces de temporada como el lenguado, asimismo como la ingesta de algas.

En tal sentido, vemos que la cultura china la alimentación juega un papel importante pues busca por medio de la comida llegar a un equilibrio en todas las partes del cuerpo buscando el bienestar general del organismo y la armonía del cuerpo, por ello la comida en china se piensa para el fortalecimiento de las funciones corporales, por ejemplo de los aparatos digestivo y circulatorio, por mencionar algunos componentes.

Luego, la comida es un factor importante para la salud, y el secreto es saber cómo ingerir los alimentos en composiciones favorables para la regulación y aumento del flujo de la energía o el Chi o energía vital que es intrínseca a la naturaleza de todo en el universo.

Ricardo Paredes Prior

Cofixal

Colegio de Filosofía de Xalapa

Colegio de Filosofía de Xalapa

Agregar comentario

Follow us

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.

Most popular