Nuestro País México

Los heladeros turcos sí que saben trolear a sus clientes… pero vale la pena

Cuando vayas a Turquía y pases por Estambul y quieras un helado, prepárate a ser víctima de unos de los actos de bullying más divertidos que hay. Ah, porque los heladeros turcos son unos magos, y si no tienes paciencia, mejor ni te acerques, porque estos sujetos te desaparecerán el helado, le darán vueltas, de embarrarán la nariz y te harán la vida imposible antes de que puedas llevarte tu cono de uno de los mejores helados del planeta.

Y es que el verdadero helado turco no es como otros helados; además de la leche de cabra, el azúcar y los saborizantes, el maraş dondurması se hace con Sahlep, la raíz de una orquídea salvaje nativa de Turquía.

El Sahlep, que viene de una frase árabe que significa «testículos de zorro», contiene un tipo de almidón que le da al dondurma una particularmente elástica consistencia, lo que permite que el helado pueda estirarse como si fuera una liga, algunas personas incluso lo cortan con sierras.

En Estambul, los vendedores callejeros de helado lo sirven con unas varillas largas de metal y lo trabajan como si fuera una masa cruda de pan. Cuando los turistas se acercan para comprar una bola, los heladeros explotan su talento para ilusionar y utilizan las cualidades peculiares del dondurma para realizar una serie sorprendente de actos de magia. Entre el elástico postre y los hábiles movimientos del hombre que lo sirve, tienes que esforzarte para conseguir tu helado.

Redaccion Nuestro País

Agregar comentario

Follow us

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.

Most popular