Nuestro País México

Una Margarita sin tequila

La conocí a finales de 2005. Entonces mi cuerpo latino y yo trabajábamos como editores de Política en la revista Quién (ya no trabajo en la revista desde 2010 ni la publicación tiene aquella gloriosa fama y, lo peor, tampoco les manejo el cuerpo latino, pero no nos vamos a distraer). Busqué a Margarita Zavala Gómez del Campo con el fin de entrevistarla para el reportaje que ocuparía la portada de enero de 2006 y con el que arrancaríamos el año electoral: “Se busca primera dama”. Así se tituló el texto que presentó a la esposa de Felipe Calderón, a la de Roberto Madrazo y a la pareja de López Obrador

A lo largo de más de una década he conversado con Margarita en varias ocasiones y he llegado a la conclusión que es una mujer congruente. No puede estar a favor de la interrupción del embarazo desde la personalidad pública cuando en la personalidad privada padeció dos abortos: en 1995, dos años después de casarse, fue el primero. Luego, en 1997 Margarita y Felipe se convirtieron en papás de María, quien formó parte de un embarazo gemelar en el que los Calderón sufrieron la pérdida de uno de los dos bebés. No estoy cometiendo ninguna indiscreción. Esto lo publicó la aspirante a la Presidencia de México en su autobiografía “Margarita, mi historia” (Edit. Grijalbo, 2016). 

La señora Zavala tiene todo el derecho de tener una opinión personal con respecto a los temas más álgidos de la agenda nacional. A lo que no tiene derecho es a pretender llevar esa postura individual a las decisiones que se tomen desde la investidura como Jefa del Ejecutivo, un cargo de elección popular otorgado para proteger los derechos humanos de las personas que conforman la diversidad de toda una nación, incluidas las mujeres que eligen sobre su cuerpo y los hombres que deciden casarse con otros hombres. 

Lo dije en mi columna anterior: Margarita no me gusta. Estoy convencido que no es lo que necesita la sociedad mexicana que habita en el año 18 del siglo XXI. Es como una Margarita de cóctel, pero sin tequila.

Follow us

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.

Most popular