Denuncian hostigamiento de Gerardo Martínez Rios y Guilebaldo Flores, sedicentes funcionarios del Ayto de Xalapa

A Quien Corresponda:

Por éste conducto quisiera externar el sufrimiento y hostigamiento que he sufrido durante más de 3 meses por parte de los Funcionarios que tienen a su cargo la dependencia de Desarrollo Económico y Comercio de Xalapa, Veracruz.

La que suscribe Señora Yolanda E Martínez Flores quien junto con mi hija Leonor, juntamos los más ahorros que pudimos para abrir hace escasos 4 meses un pequeño negocito de comida con venta de cerveza en el centro de la Ciudad, hicimos lo pertinente, firmas, fotos, papeleo, lo que se requiere para aperturar un negocio.

Acudimos en varias ocasiones a la oficina de Desarrollo Económico para que estas personas Sr Gerardo Martínez y su segundo Willebardo Flores nos orientarán para la entrega de papeles y no estar dando vueltas y vueltas, sin conseguir que nos atendieran por según estar muy ocupados.

Aun así nuestro negocio abrió con muy poca inversión y un sacrificio enorme por la familia que en todo momento nos apoyó.

Cual fue nuestra sorpresa, que al enterarse éstos tipejos del éxito de nuestro pequeño restaurante, de inmediato mando a sus inspectores para amenazar junto con la policía de que se procedería a clausurar, mi hija Leonor estaba a punto de dar a luz y de los nervios se puso muy mal, lo cual éstas personas sin ninguna consideración procedieron a clausurarnos.

Días después y pagando una multa, pudimos volver abrir nuestro negocito en el cual de esa fecha hasta hace unos días, hemos sido víctimas de extorsión y visitas continuas de los inspectores de comercio, amenazando con cerrarnos si no les damos dinero o consumir dentro de nuestras instalaciones sin pagar un solo centavo.

Entre burlas y carcajadas los inspectores de dicha dependencia hacen mención de “lo que se está perdiendo el jefe” hablando de o Willebardo o del Sr Gerardo.

Con esto del Coronavirus ha bajado nuestra clientela mucho y cuando acuden éstas personas empleados de municipio a consumir no nos queda nada de ganancia, por lo que mi esposo Mario, mi hija Leonor y una servidora acudimos a palacio para hablar con quien pudiera hacer algo sin que a nadie le importara nuestro caso.

No nos quedó más que acudir a las redes sociales para que con la mano en el corazón nos ayuden a reportar a estas personas que aprovechándose de la situación abusan de la gente trabajadora.

Muchas gracias.

Joaquin Herrera Flores

Agregar comentario

Most popular