Inicio Destacadas Comunidades de La Laguna pelean en juzgados abasto de agua

Comunidades de La Laguna pelean en juzgados abasto de agua

por Redaccion

Apenas se llega al ejido San Felipe en San Pedro, Coahuila y se aprecian de cinco a seis tinacos o contenedores de agua a las afueras de cada vivienda, en algunas casas hay más de diez, todos listos para recibir el agua que llevan las pipas del gobierno. 

Las llaves por donde solía salir el agua en las casas están clausuradas o de plano ya se olvidaron, no se diga las llaves de las regaderas. 

En la actual temporada agrícola las familias de esta zona aprovechan para llenar sus tanques de 200 litros con agua del canal de riego, “aunque sea en lo que llegan las pipas que mandan cada 15 días, aunque sea para barrer. De aquí nos bañamos, de aquí lavamos trastes y todo, es lo que hay”, compartió María Ana Estrada Escobar, quien dice pagar 50 pesos para llenar cinco tambos. 

Se trata de un problema de escasez que data desde hace 20 años y que se extiende en cada rincón del municipio de San Pedro, sin embargo, algunos han optado por demandar al gobierno para contar con el derecho humano al agua mediante un juicio de amparo ante el Poder Judicial de la Federación, aunque otros ya se acostumbraron a vivir así. 

En estas comunidades coahuilenses el tema de plática diaria no tiene que ver con el clima, el tema principal se basa en platicar si la pipa acudirá o no a surtir el agua

En el año 2010, con la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al agua y al saneamiento, ya que el agua potable es fundamental para la realización de todos los derechos humanos, una resolución que ya tardó en llegar a las zonas áridas de la región lagunera donde las escenas se repiten. 

“El acceso al agua es una garantía constitucional y además un derecho humano. El agua es determinante en cualquier sociedad al tener valor económico, político, social y cultural. Sin el agua el desarrollo humano está condicionado”, aseveró Miguel Ángel Hernández Múñiz, director general del Centro de Investigación en Agua y Derechos Humanos (CIADH), organización que vino a cambiar la vida de las comunidades.

¿Cuál es el programa Litigio Estratégico?

Ante la crisis hídrica que viven diferentes sectores de La Laguna que presentan, hace un par de años un grupo de profesionistas formalizó el CIADH, dedicado a la investigación y mediciones hídricas en la región, además de promover la revisión de las políticas públicas en materia del agua para que sean cumplidas a cabalidad. 

Con el programa llamado “Litigio Estratégico” , ayudan a familias de comunidades en condiciones vulnerables por la falta del suministro de agua, para que inicien un proceso legal mediante juicios de amparo, con lo que el gobierno se ve obligado a garantizar el suministro de agua, incluso en menos de 24 horas. 

Esto bajo la premisa que marca el artículo 4 de la Constitución Mexicana, al señalar que todo ciudadano tiene derecho al acceso y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico, en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. 

Además el artículo 115 establece como obligación de los municipios a garantizar el drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales. 

Hernández Muniz, abogado sampetrino especialista en derechos humanos, explicó que cuando se presenta una demanda se obtiene una sentencia preliminar llamada Suspensión de Plano, que obliga al municipio y al sistema encargado de la distribución y saneamiento a llevar el líquido potable a donde se les demande. 

“Lo que hacemos es revisar las políticas públicas y obligar al estado mexicano a que garanticen el acceso humano al agua, bajo las condiciones de cantidad, calidad y frecuencia. Con las demandas de juicio de amparo hemos logrado que les lleven agua máximo cada ocho días. Tenemos la Suspensión de Plano, una sentencia con la que el gobierno garantiza el acceso al agua”.

María del Rosario López Carrera, es una mujer que tiene dos hijos mayores con discapacidad, uno de ellos postrado en cama, misma que se las veía difíciles cuando no tenía la demanda. 

“Imagínense cuando tenía que asear a uno de mis hijos que está en cama y no había ni una gota de agua. Ahora como quiera tenemos agua segura en nuestros tambos”, compartió.

Demandan al gobierno

La escena de los contenedores a las afueras de las casas es repetitiva. Durante casi dos décadas han vivido en la misma situación comunidades de La Laguna como Rincón de García, Sofía de Abajo, San Patricio, San Miguel, Tacubaya, Santa Eulalia, Santa Brígida, entre otros ejidos que llegaron a pelear y hasta secuestrar las pipas cargadas con agua que tenían otro destino.

“Decían que pronto llegarían las guerras por el agua, a San Pedro ya llegó antes de tiempo”, acotó Hernández Muniz. 

“Antes de las demandas llegaba el punto de manifestarnos, ya cuando no teníamos ni con qué lavarnos las manos. Tomábamos las pipas y sólo la gente que acudía al borlote y a pelear por el agua se le llenaban sus tambos, la que no acudía, a la fregada las mandaban”, recuerda la señora Silvia Estrada, habitante de San Felipe. 

También hubo afectados en los secuestros de pipas, tal es el caso de la familia de Ernesto Montelongo, vecino del ejido San Patricio en San Pedro, testigo que las comunidades vecinas obligaban a los conductores de las pipas para que desviaran su camino para su conveniencia, dejando sin una gota a otros sectores.

Desde hace más de tres meses, tanto la señora María del Rosario, doña Silvia y don Ernesto, son beneficiarios de las demandas y reciben agua en su domicilio cada tres o cuatro días, cuando los que no demandan esperan hasta tres semanas. 

En contraste, aunque cuentan con un total de cinco contenedores semi vacíos, la familia de Juan Francisco Herrera no ha querido demandar al ayuntamiento ni al Sistema de Aguas y Saneamiento, como resultado, sobreviven con agua que está a la intemperie por más de 15 días en lo que llegan las pipas del gobierno. 

“En San Pedro hay miles de afectados hídricos, los cuales son llamados así porque tienen problemas sociales, de salud y de desarrollo personal por la falta de agua”, añadió el director del CIADH. 

¿Cómo demandar para obtener agua?

El especialista aseguró que para demandar al gobierno y emitir una sentencia para garantizar el abasto de agua, sólo es necesario presentar la CURP y un recibo del agua. 

Así, aunque el derecho humano al agua debe tener las características adecuadas en calidad, cantidad y frecuencia, con las demandas del Litigio Estratégico, por lo menos aseguran que el ayuntamiento haga lo posible por llevar agua a quienes así lo requieran. 

Para mayor información sobre cómo iniciar el litigio para obtener los beneficios del programa que implementa el CIADH, pueden seguir y mandar un mensaje a las redes sociales de la asociación vía Facebook.

CALE

No te pierdas esto