Inicio Destacadas «El Abierto de los Cabos me ayuda a prepararme más»: Cameron Norrie

«El Abierto de los Cabos me ayuda a prepararme más»: Cameron Norrie

por Redaccion

Con 25 años, el número 32 del mundo, el británico Cameron Norrie, acaba de vivir en la última edición de Wimbledon una de los mejores experiencias de su carrera profesional al enfrentarse a Federer en la cancha central de su torneo favorito. Tras atravesar un gran 2021 de evolución, ahora llega como el primer sembrado al Abierto Los Cabos que estrena venue. No es su primera vez en el torneo ATP 250, por lo mismo detalla lo que más disfruta de México y el crecimiento del último año en medio de la pandemia.

¿Fue difícil elegir este año entre Los Cabos y los JJOO de Tokio?

Sí, siempre es difícil. Obvio es muy bonito ir y representar a tu país y hubieran sido mis primeros Olímpicos, pero con las dificultades del calendario y las oportunidades de obtener puntos, con cuarentena, era limitado y creo que esto era mejor para prepararme para el US Open y dejarme listo, priorice eso. Difícil decisión pero disfruto venir a México y jugar aquí, estar al lado de la playa.

Estás en el ranking más alto de tu carrera, debes tener muchos sueños y metas pero ¿Cuál es el primer objetivo en tu lista?

Ahora solo quiero seguir empujando, seguir aprendiendo y mejorando. Tomarlo semana a semana, no ver más allá. Este año me ha ido muy bien manteniendo el momento, no estando tan satisfecho. Espero con ansias jugar en mi superficie favorita, cancha dura, abrazar los retos y jugar contra los mejores. El US Open es una gran meta para mí, jugar lo mejor posible ahí. Seguir empujando por ese 1 por ciento más.

¿Cómo el hijo de dos microbiólogos se convierte en tenista y cómo tras mudarte mucho decidiste representar a Gran Bretaña y no a Sudáfrica o Nueva Zelanda?

Empecé a jugar tenis cuando era muy joven en el club local, ellos son muy deportistas, juegan squash que es similar al tenis y siempre me empujaron a jugar. Fueron buena influencia y cuando tenía 17 años empezaron a priorizar el deporte en mi vida y querían que fuera el deportista de la familia. Fue bueno para mí y aman el tenis también. Y sí, crecí en Nueva Zelanda y a los 17 me mudé a Londres, pero Nueva Zelanda es muy lejos y para jugar tenis y competir contra los mejores tienes que estar en Europa o Estados Unidos para jugar muchos torneos. Lo disfruté y me quedé con ellos, conocí a mucha gente y tuve buena guía. En Nueva Zelanda no tenía eso, no hubiera tenido a la gente correcta.

¿Qué te ha dejado este año de pandemia como lección tanto en el aspecto personal como profesional? ¿Qué fue lo que más atesoraste o aprendiste?

Buena pregunta, yo creo que el año pasado cuando todo se apagó fue bueno de pronto bajar el ritmo y poder estar con mi familia. Hacer cosas que no había hecho antes. Mis padres viven en Nueva Zelanda, fue increíble ir a correr con mi mamá e ir a la playa con mis perros. Hacer las cosas simples que no puedo hacer a la mitad del año, fue increíble parar, estoy acostumbrado a viajar mucho y siempre ir a lo siguiente, así que fue bueno estar con ellos. Muy interesante también empezar el tenis otra vez con otros caminos, pruebas, logística, nuevas reglas, todos los jugadores en general creo que han madurado bastante el tener que encargarse de todo y lidiar con el aislamiento. Para mí fue bueno porque me enseñó a apreciar más el jugar tenis para vivir, tener todavía la oportunidad. Este año lo bueno es que ya podemos disfrutar de los aficionados un poco. Estoy agradecido por jugar de la manera en la que lo estoy haciendo.

¿Cuál es el aspecto más difícil de tu profesión?

Yo estoy disfrutando todo realmente, pero creo que el quedarse en un solo lugar por más de dos semanas. Cada semana cambiamos, así que luego es bueno no tener que desempacar por dos semanas. Lo difícil es siempre estar en el camino y no poderse estar quieto. Amo todo así que difícil pregunta.

¿Cuál es tu mejor recuerdo hasta el momento como profesional?

Dos memorias. La primera fue la Copa Davis en España donde hice mi debut en Marbella donde gané en cinco sets y en el segundo perdí en cuatro, pero jugué muy bien. Acababa de empezar mi carrera y era un gran ambiente, nunca lo había visto y vencer a Bautista Agut fue increíble. Por otro lado jugar ante Federer en la cancha central de Wimbledon, increíble, decepcionado de perder pero sin duda esos dos recuerdos los atesoro por igual, amé cada minuto.

¿Quién era tu ídolo al crecer?

Siempre amé ver a Andre Agassi, gran backhand, quiero pensar que la mía es parecida a la de él, aunque obviamente la de él es mejor. Su libro es el primer libro que leí fuera de la escuela, yo elegí leerlo y tras eso lo respeto aún más. Muy interesante historia, lo he leído como 10 veces y sin duda es un ídolo para mí.

¿Qué les podrías decir a los aficionados mexicanos que no sepan de ti?

Amo todos los deportes, mi familia y amigos lo saben. Amo el rugby, sigo el cricket, sigo el futbol y me gusta el fantasy football, sigo la NFL cada domingo, obvio el tenis y tengo mucho tiempo por las tardes noches y eso es lo que estoy haciendo.

¿Tu cosa favorita mexicana?

Puede ser la playa o tacos, sí tacos de pollo, no se puede equivocar uno.

No te pierdas esto