Inicio Destacadas Posibilidad de exigir certificado de vacunación divide opiniones de comerciantes en Coahuila

Posibilidad de exigir certificado de vacunación divide opiniones de comerciantes en Coahuila

por Redaccion

Dueños de restaurantes en Saltillo señalaron que es posible que sufran una disminución en los comensales debido a la exigencia de que presenten su certificado de vacunación anticovid, por lo que algunos mencionaron que no hay necesidad de esto, aunque otros dijeron estar de acuerdo en hacerlo con el fin de ayudar a frenar la ola de contagios.

Ivonne Orozco, dueña del restaurante Las Delicias de Mi General, expuso que para ella no es necesario obligar a las personas a presentar un certificado: “honradamente yo no lo creo necesario, si fuera una medida por disposición de las autoridades la cumpliríamos a cabalidad, pero la ciudadanía tiene que ser honesta consigo misma”.

Dijo que hay mucha gente que por idioscincracia o miedo no se vacunó y sería no incluyente pensar que esas personas no deberían entrar a un lugar; indicó que sí afectaría la afluencia de los restaurantes porque hay gente que por su propia decisión no acudió a vacunarse.

“Creo que se ha satanizado mucho todo, hay exageradamente distorsionada la información, entonces si mucha gente no se vacuna y decide salir, se me hace injusto decir yo no recibo una persona que no se vacunó la protección está más es en tener adecuadas las instalaciones, la temperartura, el gel, el cubrebocas de entrada y el respeto a la decisión de cada quien”, indicó.

El dueño del restaurante Villa de Santiago, Omar García Cisneros, dijo que no será sencillo para los restaurantes pedir esto porque además no todos los ciudadanos cuentan con el certificado, “sí nos va a perjudicar un poquito pero pues es lo mejor para todos, para nuestra salud”.

Ambos aclararon que por el momento no se les ha informado nada de cómo será la aplicación y esperan indicaciones por parte de su Cámara representativa, la Canirac; García Cisneros insistió en que de darse, sí se va a perjudicar puesto que se va a tener que negar el servicio para las personas que no muestren el certificado.

Recordó que ya se tuvieron roces con los clientes por la aplicación de los protocolos porque para empezar algunos no querían portar todo el tiempo su cubrebocas; agregó que además en un inicio se presentaron varias supervisiones, aunque últimamente esto no ha sucedido, y entre los aspectos que debían observar estaba el espacio entre las mesas, cantidad de personas integradas por salón y el filtro al ingreso.

“Batallamos mucho con los clientes la verdad, no todos quieren cumplir con los protocolos, algunos no quieren usar los cubrebocas, y dicen pues vengo a comer, pero pues es una regla que nos pusieron y estamos dispuestos a cumplirla”.

¿Qué opina Derechos Humanos al respecto?

Por su parte el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, Hugo Morales Valdés, indicó que no se puede hablar aún de que la propuesta constituya una violación a los derechos humanos, en este caso de los comensales, pues dijo que apenas el estatus es precisamente ese, el de propuesta.

“He escuchado que ha habido un pronunciamiento informal por parte de las autoridades de que se está analizando esa posibilidad, mientras no exista un pronunciamiento formal se trata de una hipótesis que hay que analizar como lo que es, sin ningún fundamento ni planificación en cuanto al esquema que tendría que llegar a darse”.

Dijo que en su caso, la Comisión estará pendiente en caso de que exista un pronunciamiento oficial, pero al momento ha tenido contacto con personas que integran cámaras empresariales y aparentemente ellos coinciden con la necesidad de tomar algunas medidas, aunque éstas no han sido aún especificadas.

Explicó que el Tribunal Constitucional del Estado estableció ya algunas reglas para restringir la libre reunión en concordancia con la necesidad de garantizar la salud pública y esos dos temas deberán ponderarse una vez que se conozca todo el esquema que proponga el gobierno estatal.

En Coahuila, de acuerdo a la Secretaría de Salud estatal, se han aplicado vacunas a un millón 8 mil 590 coahuilenses, de 30 a más de 60 años, además de personal de salud, maestros y mujeres embarazadas.

De ellos, el de mayor porcentaje de avance es el grupo de población de 50 a 59 años con 91 por ciento, en tanto que el resto tiene un avance del 50 al 61 por ciento, en el esquema completo de vacunación que significa la aplicación de las dos dosis.

EGO

No te pierdas esto