Inicio Destacadas ¿Qué se necesita para construir ciudades sostenibles?

¿Qué se necesita para construir ciudades sostenibles?

por Redaccion

El calentamiento global y el consecuente cambio climático son los retos más grandes que se ha enfrentado la humanidad en los últimos tiempos. Es bien sabido que las actividades antropogénicas son la causa principal del aceleramiento de estos fenómenos. La industria, el transporte, la agricultura y la ganadería son algunos de los sectores económicos que emiten gases de efecto invernadero (GEI).

En zonas rurales, generalmente, las emisiones son más asociadas al metano y óxido de nitrógeno I, mientras que en zonas urbanas existen un gran porcentaje de emisiones de dióxido de carbono, ozono, clorofluorocarbonos y metano (este último asociado a los rellenos sanitarios y tiraderos de basura).

Aunque las zonas rurales son fundamentales para disminuir las emisiones de GEI, las zonas urbanas tienen una singular importancia: en el mundo, un creciente 60% de la población vive en una ciudad. Así también, está demostrado que las ciudades son las zonas más vulnerables a los efectos del cambio climático (inundaciones, sequías, isla de calor urbana, etc.). Por otra parte, las ciudades son responsables del 78% del consumo de energía y del 60% de emisiones de GEI a nivel mundial. Es por esto que las ciudades son prioritarias para contrarrestar y adaptarse al cambio climático.

Pero, ¿cómo construir ciudades sostenibles? Para tal objetivo, se debe entender que las ciudades, al ser al mismo tiempo responsables y víctimas del cambio climático, tienen que desarrollar soluciones distintas para ambos retos. Con respecto a la mitigación de GEI, existen soluciones tales como el uso de energía renovable, transporte sustentable bajo en carbono, uso eficiente de la energía, eficiencia en el consumo de agua, etc. En el caso de la adaptación al cambio climático, se han desarrollado estrategias que van desde el cambio de superficies y sombreado urbano para disminuir el fenómeno de isla de calor urbana (aumento local de la temperatura, independiente al calentamiento global) hasta la captación de agua pluvial y la instalación de huertos urbanos.

Todas estas soluciones han demostrado su eficacia. El ejemplo real más claro tal vez sea la ciudad de Singapur, existiendo también enormes y ambiciosos proyectos tales como Neom, Arabia Saudita y Dongtan, China. Si bien estos proyectos, considerados con una estrategia Top-Down para la implementación de la sostenibilidad (originadas en los gobiernos e iniciativa privada), la aplicación de prácticas sustentables debe tenermucha más participación en un sentido Bottom-Up. Esto es, que los mismos habitantes de las ciudades tengan una mayor disponibilidad, basada en factibilidades sociales, técnicas y económicas, para implementar las prácticas sostenibles, de mitigación y adaptación al cambio climático.

Un ejemplo se puede observar en México, donde el uso de calentadores solares de agua ha tenido un aumento exponencial debido, principalmente, a la difusión de boca en boca entre los consumidores finales, basada en la confiablidad de los calentadores, así como en sus ventajas económicas. Así pues, no sólo se deben de considerar proyectos sostenibles para ciudades en proyección, sino también se debe de participar activamente como habitantes de las ciudades ya existentes en el mundo.

Iván Oropeza Pérez

No te pierdas esto