Inicio Destacadas Se Comenta

Se Comenta

por Redaccion

Que como un ridículo monumento a la impunidad se aprecian las regaderas que instalaron en cada puerta de la sede del Congreso estatal, una especie de aspersores que complementan el patético cuadro de los accesos tapiados desde hace tiempo con láminas de acero. Se supone que son para apagar los posibles incendios que grupos violentos puedan ocasionar nuevamente en el sitio.

Por cierto, al parecer “ni una pista” de la autoría material e intelectual de los varios ataques ocurridos de marzo a la fecha, que se supone fueron denunciados aunque tardíamente y bajo presión social. Todo pinta a que no se les tocará ni con el pétalo de una multa. Ese inmueble, simbólicamente “la casa del pueblo”, refleja mucho de la realidad.

Que ayer agentes de la Fiscalía estatal detuvieron a Rubén «N», alias «El Barnie», como probable responsable de “reventar” una casilla en Metepec en la jornada electoral del 6 de junio, escena que quedará para la historia del oprobio. Mientras, sus numerosos cómplices ya están libres y tranquilos y seguro él no será la excepción. Sigue en el más oscuro de los misterios quién mandó a este grupo de golpeadores a tratar de sembrar la incertidumbre entre el electorado. ¿En esa línea de investigación seguiremos como el Monje Loco…?

Que a partir de anoche el alcalde de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, mantiene una protesta “silenciosa, de manera indefinida” en la Plaza de los Mártires para exigir el depósito de 60 millones de pesos de participantes estatales, para pagar nóminas y prima vacacional a 2 mil 400 trabajadores, que recientemente se manifestaron exigiendo su dinero. Imagen llamativa e inusitada la del solitario edil en una silla, en la penumbra del zócalo, aunque al filo de la una de la mañana arribaron la Presidenta municipal de Amanalco, Emma Colín Guadarrama, el diputado Marco Antonio Reyes Colin y la diputada Monica Álvarez para integrarse a la protesta.

Y eso que el Secretario del Ayuntamiento, Carlos Sánchez Sánchez, más temprano guardaba la esperanza de que llegara el depósito, y aclaraba que hay muy buena comunicación con el Secretario de Finanzas y el General de Gobierno, pero que “al parecer, la burocracia o política de algunos personajes no es la correcta, a ver si no hay una chicanada”, advirtió.

No te pierdas esto