Inicio Destacadas Vacunación y libertad

Vacunación y libertad

por Redaccion

Posicionarse desde los derechos humanos siempre traerá opiniones impopulares, no ha sido diferente en cuanto al derecho a la salud y el tema de vacunación contra covid-19. Hay muchas cosas que puede dirigir la discusión, pero el eje central camina, como en todo tema de salud, sobre los determinantes sociales en un entendimiento amplio de la salud.

Es comprensible el temor generalizado de la población que, en un extremo, consideran como “antivacunas” a quien se mantiene en duda o negativa para aplicarse alguna de las vacunas contra covid-19. Es primordial aclarar que la resistencia a las vacunas contra covid-19 no determina que una persona pertenezca a dicho movimiento, ya que no se caracteriza por la negativa a una sino a todas las vacunas. En otro extremo, la postura de quienes consideran que debe ser obligatoria la vacunación sin posibilidad de elección y que incluso tratan de ignorantes a quienes no piensan lo mismo.

Entre ambos, una gama de factores permea la decisión que se torna completamente personal. Las creencias de la población sobre el cuidado de la salud siempre han reproducido mitos sobre el origen de los padecimientos, covid-19 no se ha librado de ellos.

También se conflictúan las experiencias previas de la población sobre el manejo del sistema de salud, las familias de infancias con cáncer que han padecido engaños y pueblos originarios que se topan con limitantes desde lingüísticas hasta de enfoque intercultural, tendrían buenas razones para dudar de él.

Ciertamente las instituciones no cuentan con la total confianza de la gente. Hasta el conocimiento fiel del proceso del ensayo clínico incide en esto.

De momento, la promoción de la salud sigue siendo la vía para el convencimiento en el que civiles, profesionales de salud y autoridades pueden colaborar.

Twitter: @lolcanul

No te pierdas esto