Inicio Entretenimiento La historia del joven que irá 3 años a la cárcel por fingir ser de la Casa Real

La historia del joven que irá 3 años a la cárcel por fingir ser de la Casa Real

por Redaccion

Lograba acceder a altos círculos afirmando ser emisario de la Casa Real y de la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, según informa el diario español El País. Y se dice que llegó a estafar a decenas de personas prometiéndoles negocios gracias a sus contactos. Incluso rentaba coches de lujo para que su farsa fuera convincente y contrataba guardaespaldas.

Francisco Nicolas Gomez Iglesias, mejor conocido como "el pequeño Nicolás" en 2015.
Francisco Nicolas Gomez Iglesias, mejor conocido como «el pequeño Nicolás» en 2015.

Su “estafa maestra” la llevó a cabo el 13 de agosto de 2014 cuando contactó a las autoridades municipales de Ribadeo para avisar que acudiría una persona cuya identidad no podía revelar “por razones de seguridad nacional” y que lo acompañaría “alguien muy importante de la Casa Real”.

Logró incluso engañar al alcalde de la ciudad, quien esperaba ver a Felipe VI, quien tenía escasos dos meses como rey, pero en su lugar llegó “el pequeño Nicolás” escoltado por varios coches de la policía local.

Coronación de Felipe de España en 2014
Coronación de Felipe de España en 2014.

Finalmente, Nicolás, de ahora 27 años, ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Madrid a tres años de cárcel por haberse hecho pasar por un cargo relacionado con la Vicepresidencia del Gobierno y la Casa Real en su viaje a Ribadeo (Lugo) para reunirse con el presidente de Alsa en agosto de 2014.

Fue encontrado culpable de dos delitos: usurpación de funciones públicas, con una pena de nueve meses de cárcel, y por cohecho activo, con pena de dos años y tres meses de prisión.

De hecho, esta es la segunda condena para el “Pequeño Nicolás”. La primera fue estipulada el 9 de junio de este año, en los que lo sentenciaron a un año y 9 meses de prisión y a 2,700 euros de multa por falsificar un DNI para que un amigo se hiciese pasar por él en la prueba de selectividad (examen universitario) de 2012. En 2016 fue absuelto de un delito de injurias y calumnias contra el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Francisco Nicolás Gómez Iglesias en su juicio en mayo 2021.
Francisco Nicolás Gómez Iglesias, «el pequeño Nicolás», en su juicio en mayo 2021.

Durante el juicio celebrado en mayo, el propio Nicolás aseguró: “Simplemente, lo que yo quería era tirarme el pisto (presumir) con el empresario y hacer un viaje pomposo. Con la edad que yo tenía y mi inmadurez, lo que yo quería era asemejarme a los mayores y tener más poder, por así decirlo, creerme poderoso. Pedí que fuera un viaje que pareciera que yo era una persona importante. Ese fue mi motivo. Yo quería parecer una persona importante, nunca una autoridad».

A pesar de que la Fiscalía pedía 7 años de prisión, los jueces aplicaron las atenuantes “de anomalía psíquica y dilaciones indebidas”, informa El País.

Francisco Nicolás Gómez Iglesias en mayo 2021.
Francisco Nicolás Gómez Iglesias en mayo 2021.

El tribunal informó que las acciones de Nicolás estuvieron condicionadas por el “trastorno de la personalidad” que padece y “características narcisistas y de rasgos inmaduros”. Además, se determinó que sufre también de “trastorno adaptativo con sintomatología ansioso-depresiva, situación que le condicionaba la percepción de la realidad, limitando levemente sus facultades cognitivas”.

Y se agregó: “Solo desde la manifiesta inmadurez propia de los pocos años y de la existencia de determinado trastorno, que habría de generar una interpretación peculiar de la realidad, puede darse explicación a la actuación que protagonizó Gómez Iglesias llevando a cabo el delito de usurpación de funciones… Porque, por un lado, estaba condenado a descubrirse. Y, por otro, solo desde el punto de vista del trastorno psiquiátrico podría explicarse su comisión”.

El pequeño Nicolás
«El pequeño Nicolás» ganó fama tras su detención en 2014, desde entonces la gente lo reconocía en las calles, acudía a eventos públicos e incluso fue parte de Gran Hermano VIP (Big Brother) en 2016. Aquí en la Plaza de Colón de Madrid en 2015, durante una manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) bajo el lema «No más traiciones».

Así es que dos de las cuatro sentencias que estaban pendientes contra Nicolás han sido dictaminadas. Faltarán dos más, una por una supuesta estafa a un empresario de Toledo, por la que pide la Fiscalía seis años de prisión; y la segunda, por obtener datos de policías y del Ayuntamiento de Madrid a cambio de favores, por la que podría ser condenado a nueve años y nueve meses de prisión.

No te pierdas esto