Inicio Destacadas Especialistas exigen acelerar vacunación tras alto riesgo de contagio por variante Delta

Especialistas exigen acelerar vacunación tras alto riesgo de contagio por variante Delta

por Redaccion

Especialistas exigieron al gobierno federal “descentralizar” la campaña de vacunas y colocarlas de inmediato en los brazos de las personas ante la evidencia de que la variante Delta de covid-19 tiene una capacidad de contagio hasta 8 veces mayor que el virus original que circuló durante 2020 en México.

“Delta es una variante que tiene un Rt —indicador en el que una sola persona infectada puede contagiar a otras— de 8 o 9 en su capacidad de transmisión comparando con el 2.1 o 2.3 que tenía el virus original (de 2020). Es una enfermedad mucho más contagiosa de lo que ya era inicialmente”, aseguró Francisco Moreno, jefe epidemiológico del Centro Médico ABC durante el encuentro «Covid-19 al día”.

En nueve días, dijo, se han sumado más de 75 mil casos, sobre todo de jóvenes infectados con morbilidades, “tienen dolor de cabeza intenso, una de las características de Delta, y que no sería raro que circule en México cuando en Estados Unidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han dicho que acapara el 86 por ciento de los casos activos”.

El que está vacunado, aseguró, sigue teniendo la responsabilidad de cuidarse porque se puede infectar y puede seguir contagiando. “Al final lo que queremos, para que se acabe la pandemia, es que deje de haber replicación viral y si una persona se infecta y contagia, el virus se sigue replicando. Las variantes se han dado con un virus que no es altamente mutante. No es el virus de la influenza. No es un virus que muta tanto pero que ha infectado, de lo que sabemos, 200 millones de seres humanos, la replicación de este virus ha sido nunca conocida en la historia”.

“En el Hospital San José de Tec Salud de yo tenía 25 pacientes internados y ahora son 85 pacientes graves, en menos de una semana”, aseveró Guillermo Torre, rector de TecSalud y vicepresidente de Investigación del Tecnológico de Monterrey.

En tanto Alejandro Macías, ex comisionado de influenza en México y catedrático de la Universidad de Guanajuato, explicó que en efecto actualmente se están infectando más los jóvenes adultos, algo muy parecido a lo que sucedió con la pandemia A/H1N1 de 2009 y lo grave es que hoy se carece de un tratamiento adecuado, “estamos como al principio, lo que se debe cuidar es la oxigenación, menor a 93 es preocupante”.

Los jóvenes constituyen “un sector que puede saturar hospitales y llenar las instituciones, colapsar algunos de ellos”, detalló.

En covid no hay tratamiento, pero si una obligación tras más de 1 año y 5 meses “es sacar vivo a un paciente intubado. Esta es una de las disciplinas más finas de la medicina. No es más difícil que volar un Boeing 727.

“Sacar a un paciente vivo del ventilador necesita de un verdadero equipo de trabajo. No se vale decir aquí tenemos ventilador. Hay cientos de pacientes que requirieron ventilador y que no fueron atendidos por personal capacitado ni en áreas adecuadas, elevando la mortalidad al 100 por ciento.

“Nuestra obligación es hacer las cosas mejor, pero por desgracia parece que no todos hemos aprendido”, puntualizó Macías.

Por ello insistió. “Creo que la única manera de salir es vacunar lo más rápido posible, que haya vacuna en inventario. Agilizar. Si un estado es eficiente en inmunizar dotarlo de vacunas. De qué nos sirven en el almacén”.

Tener vacunas no es igual a campañas ágiles 

Si bien, explicó Macías, nos dicen que tenemos (77 millones 422 mil 585 vacunas), la lentitud en el proceso va a propiciar que “nos tome todo el 2021 y nos agarre el invierno y hasta el 2022 con la circulación del virus de influenza” combinada con esa variante Delta altamente transmisible.

“Lo más fácil es vacunar en lugares donde hay una alta concentración de personas para vacunar, por ejemplo, en León, Guanajuato durante la segunda ola yo decía que los hospitales parecían fábricas de muertes porque se estaba muriendo mucha gente”, dijo Macías.

León es un lugar de alta concentración de gente y cuando llegó la vacuna, abundó, se tenía la directriz de que los biológicos “se tenía que mandar a las rancherías y a los pueblos alejados donde todavía no había actividad de covid, y eso no puede ocurrir, hay que actuar de acuerdo a la salud pública”, aclaró.

¿Hay 20 millones de vacunas en bodega? Preguntó Guillermo Torre, rector de TecSalud y vicepresidente de Investigación del Tecnológico de Monterrey.

“Se ha mencionado que estas estadísticas no son reales, que no tienen 20 millones de vacunas guardadas, pero si te dicen en la propia Secretaría de Salud que tienen más de 77 millones de dosis y sólo han puesto arriba de 55 millones, la resta evidente es que hay al menos 20 millones que puedes o no estar en camino, pero no están en el brazo de nadie o no sabemos que están en el brazo de nadie. Hay que vacunar a donde hay más gente y a la población económicamente activa de 20 para arriba, que es la que sale, usa transporte público atiborrado, y puede contagiar a toda la familia “, puntualizó Moreno.

“Estoy viendo a pacientes en el que uno tiene a su esposa embarazada; la mamá tiene tres hijos chiquitos y está intubada. Eso no lo había vivido antes. El año pasado hablábamos con los hijos de nuestros pacientes adultos, petó ahora los hijos de nuestros pacientes tienen menos de 10 años. Por eso reitero: No queremos vacunas en el almacén, queremos vacunas aplicadas”, sostuvo Moreno.

El impacto de la tercera ola dependerá de la aceleración de la vacunación y de las medidas de auto-cuidado de las personas, incluso, de las que ya están inmunizadas y con esquemas completos.

“Creo que estamos viendo el último coletazo de esta etapa epidémica; sin embargo, este último coletazo presenta un tipo de ola muy empinada y va a llegar un punto en el que se va a reducir. Pero esto no nos va a llevar menos de tres o cuatro meses”, dijo Macías.

“Basta comparar las oleadas anteriores y esta, seguro, nos va a llevar de tres a cuatro meses. Entonces sí, cuando se termine porque se haya vacunado a una gran cantidad de gente y mucha gente (tengan inmunidad natural) tras haberse infectado, estaremos cerca de esa inmunidad de rebaño”, aclaró.

Moreno y Macías subrayaron la necesidad de descentralizar el proceso de vacunación, sobre todo, porque esta variante ha demostrado que la protección con una dosis aplicada es baja, considerando únicamente a las diferentes vacunas aprobadas en el mundo, Pfizer, AstraZeneca y La Moderna.

“Inicialmente era lógico tratar de vacunar al mayor número de personas con una dosis, incluso con la variante Alpha tenías buena protección, ahora se necesita esquemas completos, dos vacunas. Hay diversas áreas de la República en donde no llega la segunda dosis”, destacó Moreno.

“Necesitamos abrir la vacunación para que todos podamos participar para vacunar a la mayor cantidad de personas posibles y que no haya lugares donde se queden 4 mil vacunas porque simplemente no llegó la gente a vacunarse, y tampoco haya lugares donde no llega la segunda vacuna dosis”, agregó Moreno.

Especialistas también hablaron de la importancia de no permitir que una persona que empieza a tener síntomas de inmediato se le administre prednisona, tampoco Ivermectina porque no tendrán ningún beneficio. Se debe dar dexametazona en un tiempo determinado luego no sirve, Remdesivir si es que tiene dinero al principio. Lo importante es vigilar la oxigenación y considerar que no debe bajar del 93 por ciento.

LG 

No te pierdas esto