Inicio Destacadas Expertos insisten en que el Templo de San Francisco está en riesgo de colapso

Expertos insisten en que el Templo de San Francisco está en riesgo de colapso

por Redaccion

Esta mañana en rueda de prensa integrantes de la orden franciscana, expertos en ingeniería y restauración arquitectónica que les han dado asesoría para vigilar la realización de las obras de la Línea 3 del Sistema de Tren Eléctrico Urbano desde 2016, insistieron en dar a conocer que el Templo de San Francisco en Guadalajara se encuentra en riesgo de colapso, debido a las obras ya mencionadas realizadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT).

El colectivo en voz de Miguel Zárate, regidor de Guadalajara solicita a la dependencia federal: La bitácora en la que se documente que se realizó la recalzación del templo de manera correcta y completa, la realización y entrega de un proyecto ejecutivo integral que conlleva el estudio integral y la documentación de las intervenciones realizadas en las cuales se detalle que las mampostería del inmueble se unificó nuevamente. También solicitan que se transparente la información sobre estudios e intervenciones realizados del inmueble o que en caso de afirmar que no hay firmada por quienes sean los responsables que garantice el buen estado del templo y con ello solicitar la habitabilidad al Ayuntamiento de Guadalajara.

Zárate dijo que hasta el momento de la rueda de prensa de hoy no tenía conocimiento si ha habido una respuesta al oficio que Enrique Alfaro emitió sobre el tema dirigido a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) el 17 de mayo pasado. Durante la rueda prensa realizada en el recinto dañado, se permitió a los medios que acudieron ingresar a la nave principal en la que pueden apreciarse las grietas.

Además de Zárate, estuvieron Fray Sergio Moya representante de la orden provincial de San Francisco en Jalisco, Alfredo Varela, doctor en restauración, José Sergio Carmona Ruvalcaba ex director de Obras Públicas, Guillermo Aceves, perito en seguridad estructural, y el ingeniero Salvador Lazcano.

Alfredo Varela señaló como grave que aún no se conoce si hubo una bitácora de obra en las obras de la L3 y que respecto a los daños del Templo de San Francisco, en el equipo de trabajo de la SCT jamás estuvo presente un arquitecto restaurador, que no hicieron los estudios de suelo adecuados y que lo que requiere el templo es un saneamiento desde su cimentación. “Estamos exigiendo los preliminares, un levantamiento del inmueble, un levantamiento geométrico, la elaboración del diagnóstico y un diagnóstico estructurado, por lo menos”.

El ingeniero Salvador Lazcano comentó que uno de los principales daños fue que quienes realizaron las obras no vieron cuál sería el daño global que causarían al inyectar concreto en el suelo cercano a la parte noroeste del templo más cercana al espacio en donde pasaría la tuneladora, originando que ahora el recinto se encuentre sobre dos suelos irregulares. El experto señaló que el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIUNAM) hizo un análisis del comportamiento sísmico que no es creíble y sí amerita la intervención de un especialista. Otro punto grave es que había el compromiso que una vez que entrara en funcionamiento la L3, estarían monitoreando el comportamiento de suelo y no se ha hecho dicho monitoreo. “Es una zona que al estar en curva, el tren debe frenar y acelerar y esto genera una vibración de la cual no sabemos cómo esté respondiendo el subsuelo”, es por eso que las grietas del templo continúan en movimiento. “Exigimos un saneamiento integral del templo”. Al respecto Guillermo Aceves ratificó que “el templo se partió ya en cuatro partes e insistió en que se necesita asegurarlo desde su cimentación”.

José Sergio Carmona dijo: “La única certidumbre que tenemos es que hay una total incertidumbre. Dudamos si hicieron un seguimiento de lo que ejecutaron, no quieren ver hacia atrás ni hacia adelante. La zona del centro de Guadalajara se caracteriza por ser un suelo de condiciones precarias. Los trabajos que hicieron antes de que pasara la tuneladora en el terreno del Templo de San Francisco no fue para protegerlo, fue para consolidar la masa de suelo que permitiera a la tuneladora pasar sin problemas y lo que ocasionaron fue un hundimiento del suelo que es lo que ha generado el daño al Templo de San Francisco.

​SRN

No te pierdas esto