Inicio Politica Juegos Olímpicos de México 68: un evento de primeras veces, que lograron hitos y proezas

Juegos Olímpicos de México 68: un evento de primeras veces, que lograron hitos y proezas

por Redaccion

Los Juegos Olímpicos de México 1968 marcaron la historia contemporánea del país, no solo por ser la sede del evento deportivo más importante del mundo y de la historia, sino porque se marcaron hitos importantes, récords mundiales y la primera vez en que una mujer encendía el tradicional pebetero que cada cuatro años marca el inicio de una nueva historia.

mexico-68-olimpiadas-primeras-veces-220721.jpeg

¿Cuándo inició? Era 12 de octubre de 1968 en Ciudad de México. El Estadio Olímpico Universitario fue el recinto que albergó la inauguración de la magna ceremonia, que dio inicio cuando un grupo de elegidos soltó al viento cinco aros plástico de polietileno unidos entre sí, con el símbolo de los Juegos Olímpicos. Los presentes, entre ellos el presidente Gustavo Díaz Ordaz y su esposa presenciaron este momento histórico, no solo para el país, sino para toda América Latina.

Una a una, todas las naciones asistentes recorrieron la pista de atletismo, acompañados de cadetes que portaban las banderas de sus naciones, todos miraban hacia el palco principal en donde el presidente Díaz Ordaz presenciaba el evento, hicieron el tradicional saludo deportivo. De pronto, llegó el momento de la delegación mexicana y el estadio rompe en un solo grito: “México, México, México”.

Juegos Olímpicos de primeras veces

Es así como México se convirtió en el primer país de habla hispana en recibir los Juegos Olímpicos, así como una nación en vías de desarrollo. Pero también es necesario recordar que se inauguraron solo 10 días después de la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968. Por ello, el clima festivo se combinó con el luto y se cubrió bien entre las porras, aplausos y festejos de más de 5 mil 500 deportistas y 112 países presentes. Los ojos del mundo estaban puestos en México, particularmente en el Distrito Federal, sede también del poder en México.

Mujer enciende el pebetero. El cielo sobre el Estadio Olímpico Universitario se llenó de color cuando lanzaron miles de globos, en tierra se escubó una marimba y una banda de música típica mexicana, mientras que un grupo de bailarines, vestidos con trajes regionales recorrían la pista. En medio del estadio, una mujer irrumpió con una antorcha en la mano. Vestida de traje deportivo blanco, subió a toda velocidad hasta la cima del recinto, su nombre era Enriqueta Basilio, corredora mexicana.

Entre porras, Basilio se convirtió en la primera mujer en la historia en encender el pebetero Olímpico; el mundo volcó su mirada hacia la velocista mexicana, nacida en Mexicali, Baja California, de apenas 20 años de edad.

No te pierdas esto