Inicio Destacadas ¿Por qué las moscas son importantes para La Laguna?

¿Por qué las moscas son importantes para La Laguna?

por Redaccion

Al ser considerada la cuenca lechera más grande del país, La Laguna genera una inmensa cantidad de estiércol. En el mundo de los insectos, estos excrementos se convierten en un llamado a misa en un miércoles de ceniza. Es el reservorio perfecto para los huevecillos de las moscas que, por su insistencia, pueden estresar literalmente hasta a las vacas.

Para que se reproduzca se necesitan tres factores a favor: humedad, materia orgánica y el calor. 

Pocos saben que las moscas cumple una función vital en el ecosistema al descomponer la materia y convertirla en nutrientes para el suelo. Pero aún así, nadie las quiere.

“Los estableros tampoco quieren a las moscas porque las vacas dejan de producir leche por el estrés que les genera su presencia en el establo, además gastan mucha energía al estarse moviendo, por eso todos los establos tienen entomólogos, porque es estresante para cualquier ser vivo tener moscas alrededor”, apunta ingeniero agrónomo y profesor de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), José Manuel Vázquez Navarro.

El también parasitólogo, explicó que con las pasadas lluvias la mosca fue un tema llevado a las conversaciones y decenas de chistes circularon por las redes sociales, sin embargo y aunque no son bien vistas, en realidad no son malas. Al menos ni buenas ni malas, sino útiles.

“Ya es de todos sabidos que tenemos un problema con moscas derivado de las últimas lluvias de hace ya casi tres semanas. Fue una lluvia generalizada que generó una capa de humedad muy grande que normalmente no tenemos, lo que aumentó la posibilidad de la sobrevivencia de las larvas que nacen de los huevecillos que ponen las moscas”.

Con la enorme cantidad de materia orgánica que se tiene en los establos lecheros y las condiciones que refiere el experto, se tuvo una presencia inusitada del insecto, lo que puso en jaque a la población que aún sufre un remanente, mismo que podría incrementarse con las actuales precipitaciones.

“Donde hay acumulación de excremento, cualquier materia orgánica que se esté descomponiendo, que es lo que sucede en las orillas de las charcas, en los basureros o cualquier lugar donde se acumula la materia orgánica es idóneo pero el mejor lugar para producir moscas es la capa de estiércol que hay en un establo”.

Este insecto que a la mayoría le parecerá nauseabundo, no lo es tanto pues ayuda a erradicar la materia orgánica convirtiéndola en fertilizante natural. Pero aguas, lo malo de las moscas es que al posarse en alimentos para consumo humano generan enfermedades gastrointestinales que no obstante, son evitables si se mantiene un control sanitario adecuado en los domicilios.

De acuerdo a Vázquez Navarro, quien tiene una maestría en entomología, la literatura científica refiere que una sola mosca podrá reproducirse hasta 8 mil veces de acuerdo a las condiciones climatológicas.

Remedios del pasado mejor que el insecticida

El potencial de la mosca es alto y aunque se reprodujera sólo mil veces, su zumbante presencia es agobiante, es por ello que se busca un remedio para su erradicación inmediata sin pensar que el calor de la región es benéfica para su reproducción. Y lo que al final ocurre es que se contamina el propio hábitat del ser humano.

Para su erradicación, este experto pide volver a las estrategias del pasado, más de zona rural. Como los papelitos con pegamento que vendían en las tienditas para que al descansar en ellos se quedaran pegadas.

O al platito desechable con una mezcla de insecticida rojizo y azúcar que las hacía llegar y comer. Incluso el matamoscas manual de plástico y los matamoscas eléctricos resultan razonables antes de utilizar insecticidas que en partículas vuela en el interior de la casa y que intoxican el ambiente.

“Como especie dominante queremos que el mundo funcione a nuestro modo y comenzamos a aplicar insecticidas que contaminan nuestra salud. El principal problema que nos debe preocupar son los mosquitos transmisores de enfermedades, que es de lo que más nos morimos, de enfermedades transmitidas por mosquitos y no nos asustamos tanto como con las moscas. Lo que se debe hacer es una gestión de residuos, descacharrizar”.

CALE

No te pierdas esto