Inicio Destacadas ¿Ya te pusiste el tenedor en el brazo? No, las vacunas contra covid no te implantan imanes

¿Ya te pusiste el tenedor en el brazo? No, las vacunas contra covid no te implantan imanes

por Redaccion

En redes sociales comienzan a surgir varios mitos acerca de las vacunas contra covid-19, que si fue un arma biológica, que si nos implantaron chips, que si vamos a desaparecer después de tiempo, que si nos modifican el ADN y un último mito ha estado rondando en el espacio cibernético: la vacuna contra covid-19 provoca que el tenedor se pegue a tu brazo.

Espera, antes de que vayas a probar esto en tu brazo, te ahorramos una ida al lavatrastes y te explicamos qué es lo que sucede cuando las personas aparentemente ponen un tenedor en su brazo y se queda como magnetizado y ¡spoiler! No, no ocurre a consecuencia de las vacunas, pero antes de empezar exploremos de qué están hechas estas dosis.

​¿De qué está hecha una vacuna?

Las vacunas se componen de diferentes propiedades, aunque también dependerá de la técnica de las que se hacen las inmunizaciones: puede ser de ARN mensajero, de vectores virales, de virus atenuados, entre otros. Y sí, para preservar cada una de estas estructuras se necesitan de ingredientes adicionales.

En MILENIO te hemos explicado de qué se componen las diferentes vacunas, desde Pfizer hasta pasar por Sputnik V; sin embargo, de la información que proporcionan cada una de las farmacéuticas no se incluye ningún imán, aunque sí elementos hechos de metales; sin embargo, si te pones a pensar un poco una vacuna no puede acumular tanta cantidad para que un tenedor se quede sujeto a tu brazo.

¿Cuáles son los ingredientes de vacuna Pfizer?
De acuerdo con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), los ingredientes que contiene esta vacuna son ARNm, lípidos, cloruro de potasio, fosfato monobásico de potasio, cloruro de sodio, fosfato dibásico de sodio hidratado y sacarosa. 

Pero, ¿por qué el tenedor se queda parado?

Para explicarte esto, haz el siguiente experimento para esto necesitas: un tenedor, agua y tu mano (y que tal vez no te hayas bañado en las últimas 24 horas). Lo que vas a hacer es mojarte las yemas de los dedos lo suficiente y a frotarla en tu brazo fuertemente, varias veces. Repítelo una vez más.

Espero que hayas tenido el tenedor a lado tuyo, porque lo que sigue es pegar el tenedor a tu brazo y la magia sucede: el tenedor se tiene que quedar pegado a tu brazo por un par de segundos. Y sí, esto es lo que pasa en la mayoría de los videos y fotografías que algunos usuarios usan para hacerte creer que te inyectaron altos niveles de metal como para parecerte a un extraño mutante de Marvel.

bgpa | nerc

No te pierdas esto