mayo18 , 2021

Capacidad o suerte

Related

¿Cómo enseñarles a los niños sobre la responsabilidad afectiva?

La responsabilidad afectiva es un término relativamente reciente que...

Rescatan a 23 migrantes de un bote de contrabando en la costa de San Diego

Veintitrés personas fueron rescatadas el lunes de un presunto...

Vacunación a maestros en México registra avance del 88%: SEP

La secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, informó que...

Compartir

Los prominentes de la cuarta transformación a nivel local deberían reconocer que en términos electorales, su triunfo más portentoso se lo deben a la fortuna de ser beneficiarios de la idea de muchos electores de confiar en alternativas diferentes a las ya probadas, personificadas en el carismático líder que hoy es el Presidente de México y que como es natural, aunque no legal, intenta incidir para preservar el poder logrado y seguir con su proyecto sin mayores obstáculos.

 Llega la elección intermedia y en el caso del Estado de México, el presidente del Consejo político de Morena, Maurilio Hernández González, calcula que el 6 de junio ganarán la mayoría de los municipios que hoy controlan, refrendarán triunfos y ganaran otros 10 o 15 más para llegar a dominar 65 municipios de los 125 que conforman la entidad.

En cuatro cosas han de confiar para que esto ocurra; primero que la influencia del Presidente y su aparato gubernamental propagandístico sea a prueba de errores y capaz de resarcir lo que en el nivel local se quedó a deber, segundo que el desempeño de los protagonistas de la 4-T hayan hecho un trabajo que hable por sí solo para refrendar la confianza de los electores; tercero que en la definición de candidaturas lograron incorporar verdaderos baluartes para aumentar posibilidades de triunfos.

En este rubro, el proceso de definición y registro de las candidaturas para abanderar al partido dominante, dejó ver otra cosa, había mucho ímpetu, demasiados personajes ilusionados con la llegada de su momento para saltar a los roles estelares y consolidar sus esperanzas de trascendencia, haciendo valer su “peso y capital político” para ser nominadas o nominados.

Ahora se tendrá que notar la habilidad de los operadores del partido dominante que más allá de sus propios apetitos, debieron prever el escenario con información certera y de ahí tomar decisiones y medidas preventivas para afrontar lo que venga, evitando que se desmorone la fuerza que presuntamente acumularon hasta antes de registrar aspirantes; se evidenciará también el 6 de junio si todos los que han presumido ser artífices de triunfos morenistas realmente aportaban y se equivocaron al no considerarles.

Es el proceso que inevitablemente tenía que pasar esta fuerza política y se verá si cuentan aún con la suerte del cuarto elemento en esta operación: Adversarios ensimismados autocomplacientes sin capacidad de atracción del electorado, o políticos capaces de aprovechar las pifias y volver a ser opción decorosa, en coalición o de manera individual.

Ojalá que a los Mexiquenses nos vaya bien con esto.

Óscar Glenn 

@oscarglenn

spot_img