junio22 , 2021

Casi el 50% de los brasileños apoya un juicio político contra Jair Bolsonaro

Related

Compartir

Cerca de la mitad de los brasileños, el 49 por ciento, apoya que el Congreso le abra un juicio político con fines destituir al presidente, Jair Bolsonaro, acusado por algunos de ser responsable de crímenes de lesa humanidad por su fallida gestión de la pandemia de covid-19.

De acuerdo con un sondeo divulgado este fin se semana por la firma Datafolha, el porcentaje de brasileños que apoya la apertura del proceso en el Congreso subió desde el 46 por ciento en marzo hasta el 49 por ciento en mayo, mientras que el de los que se opone a esa posibilidad cayó desde el 50 al 46 por ciento en el mismo período. En abril del año pasado, un 53 por ciento rechazaba el juicio político y sólo un 42 por ciento lo apoyaba.

El 58 por ciento de los brasileños también considera que Bolsonaro es incapaz de liderar el país y un 50 por ciento asegura que nunca confía en lo que el líder ultraderechista. Es la primera vez que el porcentaje de brasileños que respalda el juicio supera al de los que se opone desde que Datafolha comenzó a interrogar a los entrevistados sobre el asunto.

Bolsonaro es uno de los mandatarios más negacionistas en torno a la gravedad de la pandemia de la covid, que ha llegado a calificar como «gripecita», y se opone a medidas preventivas como el uso de máscara, el distanciamiento social o los confinamientos.

En días recientes, la farmacéutica Pfizer confirmó que el gobierno de Bolsonaro rechazó varias ofertas para recibir millones de vacunas contra el covid-19, varias que iban a llegarían en diciembre como sucedió en México, Chile y Costa Rica.

El apoyo al juicio político refleja la caída de la popularidad del líder ultraderechista en las últimas semanas, en parte por el aumento de las críticas a su gestión frente a la pandemia, que tiene a Brasil como el segundo país en el mundo en número de muertos por covid.19 con 432 mil 628 y el tercero en número de casos con 15.5 millones millones después de Estados Unidos e India.

Según una encuesta también de Datafolha divulgada el pasado jueves, el apoyo al Gobierno del capitán de la reserva del Ejército cayó desde el 30 por ciento en marzo hasta el 24 por ciento en mayo, el nivel más bajo desde el inicio de su mandato, el 1 de enero de 2019. La tasa de desaprobación, por su parte, subió un punto porcentual, del 44 en marzo al 45 por ciento en mayo.

Según el sondeo divulgado este sábado, el rechazo al juicio político contra Bolsonaro llega al 60 por ciento entre los entrevistados que dicen no tenerle miedo al coronavirus, al 57 por ciento entre los que aseguran ser evangélicos y al 53 por ciento entre los hombres.

El apoyo al juicio, por su parte, llega al 62 por ciento entre los desempleados, al 60 por ciento entre los que dicen tener mucho miedo de la pandemia, al 57 por ciento entre los habitantes del empobrecido nordeste brasileño y al 57 por ciento entre los jóvenes de entre 16 y 24 años.

Hasta enero pasado habían sido presentadas al Congreso 62 peticiones para que el Legislativo someta a Bolsonaro a un juicio con fines de ser destituido, de las cuales sólo cinco habían sido rechazadas y las demás esperaban a una decisión del presidente de la Cámara de Diputados.

La apertura de un juicio político contra un jefe de Estado en Brasil es una decisión exclusiva del presidente de la Cámara de Diputados, que, dependiendo de sus alianzas y de su relación con el mandatario, puede dejar las peticiones archivadas por varios meses sin ofrecer explicaciones.

El actual presidente de la Cámara Baja, Arthur Lira, un aliado del mandatario, alega que abrirle un juicio en estos momentos a Bolsonaro es contraproducente debido a que agravaría la crisis y la paralización del Gobierno ante la crisis sanitaria.

En caso de que Lira acepte al menos una de las peticiones, el proceso podrá ser iniciado por una comisión, pero exigirá la aprobación de las dos terceras partes de los 513 diputados de Brasil para avanzar al Senado.

dmr

spot_img