mayo8 , 2021

«Me enojé con todo lo divino»: Humberto Zurita revela cómo enfrentó la muerte de Christian Bach

Related

Compartir

El 26 de febrero de 2019 ha sido el día más duro y triste en la vida de Humberto Zurita, pues en esa fecha falleció la talentosa actriz Christian Bach, con quien el actor mexicano estuvo casado durante más de 30 años.  Desde entonces, el papá de Emiliano y Sebastián Zurita ha llevado un proceso que lo ha hecho pasar momentos de mucho enojo, pero también de mucho aprendizaje. Así lo reveló durante una entrevista con Mara Patricia Castañeda.

Aunque primero habló sobre cómo enfrentó su esposa el final: «A Christian no le interesaba hacer un circo ni de su enfermedad, ni de su muerte, ni de nada. Ella siempre fue una persona muy congruente con su vida, una persona muy inteligente. Me dicen: ‘¿Qué era lo que más le gustaba a Christian?’. Y era su inteligencia. Esa sí era una mujer empoderada, adelantada a su tiempo en ese sentido«.

Para ejemplificar el empoderamiento de Bach, Zurita recordó una anécdota: el encuentro de la actriz con María Félix.

«Tenía un cinturón que usan los gauchos en Argentina, que se lo regaló María Félix. Cuando hicimos De pura sangre, con Enrique (Álvarez Félix), tipazo, un día le habló María Félix. Fue y salió con ese cinturón que se lo regaló María. Creo que platicaron muy rico porque eran mujeres muy inteligentes, maravillosa, eran un Sol, gente que te impone«.

Luego, Humberto contó cómo enfrentó la muerte de su esposa: «Pasé primero por un ciclo que te deja muy dolido, muy triste, muy enojado; de no poder creer cómo una mujer tan bella, inteligente, tan sana… Christian no fumaba, no tomaba, hacía ejercicio, era bailarina no profesional».

«Cuando ya supimos que estaba enferma, dijo: ‘Esto es aquí, aquí se queda y así se quedará siempre’. Es respetar la decisión que ella tomó y el amor que le tenemos mis hijos y yo, somos una tumba. No hay más, se murió y punto», señaló.

Y retomó lo de los ciclos que vivió: «Primero de tristeza, de no comprender, me enojé con todo lo divino. Es cuando digo: ‘La naturaleza es cruel’. Hoy lo veo como… en una gran época de mi vida estudié mucho a los existencialistas franceses y creo en lo que Jean Genet decía sobre la inversión de los valores: uno tiene esa capacidad de que, si la vida es cruel, le pongas un tulipán».

«Pienso: ‘¿Por qué se tenía que morir Christian? Tan joven, tan bella’, y puedo hacer una metáfora de eso: a lo mejor Dios es ese gran cazador que está esperando y nosotros somos sus sabuesos, y a él no le importa la presa, sino la angustiosa búsqueda, y luego te suelta. Pero es un jardinero, y de su jardín, egoístamente, cortó la mejor flor; se llevó a la mejor flor que tenía, nomás que a mí me jodió y a mis hijos«, reveló.

El actor concluyó señalando que también piensa que Dios «se llevó lo más lindo; no la dejó envejecer, no dejó que esa flor se marchitara y eso está padre«.

yhc

spot_img