mayo9 , 2021

Y no lo quieren

Related

California busca reducir uso de aparatos de gas en viviendas

La Comisión de Energía de California publicó un borrador...

Desarticulan banda que robaba vehículos en Venezuela mediante Facebook

En Venezuela desarticularon "parcialmente" este sábado una banda que...

En Guanajuato 118 escuelas participarán en plan piloto de Regreso a clases

La Secretaría de Educación de Guanajuato anunció la selección...

Compartir

No cabe duda que del plato a la boca se cae la sopa, ya que desde hace ya varios meses, Luis Fernando Salazar Fernández, diputado federal de Morena con licencia, ya se sentía seguro de participar en la contienda por la presidencia municipal, pero además, andaba presumiendo por todos lados que la ganaría, que las encuestas que se habían realizado lo marcaban como el favorito. 

Ahora, meses después, el militante de Morena sigue sin poder entrar a las campañas, luego de que el Instituto Nacional Electoral, le ratificara el no a su registro como candidato de Morena a la presidencia municipal de Torreón. 

Después de conocer el veredicto, Salazar Fernández de inmediato sacó en redes sociales un video, el que dicen que ya tenía hecho con antelación, sobre la impugnación que haría en la Sala Regional en Monterrey, en donde confía en que si le darán la oportunidad de contender, además, comentó que en los primeros 30 segundos que realice de campaña, recuperará los 30 días que ha perdido, luego de que no le autorizaran su registro.

Pero la realidad es que ahora Luis Fernando tiene todo en contra, ya que el tiempo le ganó, mientras que sus rivales políticos van muy adelantados, por lo que difícilmente los puede alcanzar. 

Pero además, todavía no sabe si contenderá y en el Instituto Estatal Electoral ya está preparando las boletas que mandará imprimir y en las cuales al parecer no aparecerá Luis Fernando Salazar. 

Pero lo más triste para Morena, es que el INE ratificó la negación de los registros a los otros abanderados, a Miroslava Sánchez como a José Ángel Pérez, por lo que en estos momentos, el partido en el poder, simplemente no tiene una carta fuerte que pueda pelearle a Marcelo Torres Cofiño, del PAN, como a Román Alberto Cepeda, del PRI. Ahora, si es que en Monterrey le dan el visto bueno, Luis Fernando Salazar tendrá que empezar de cero y pisarle el acelerador, buscando emparejar la contienda y confiar que el 6 de junio, los torreonenses voten por la Cuarta Transformación, por el efecto López Obrador, para que logre una hazaña que sería histórica. 

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde y Luis Fernando espera un milagro.

[email protected]

spot_img